miércoles, 1 de julio de 2009

Sirenario




La mar está en picada
de a poquito terzura pierde el viento
la soledad en un beso esperanzada
a las órdenes de un tal sujeto

de quien tu mujer provó el veneno
que apagando su vientre, mató al fuego,
condenando a sus diarios avatares
a la furia del mar, la espuma del consuelo



Dr. Victor von Niebla
Hasta el fondo la victoria
Publicar un comentario

Seguidores

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails