sábado, 18 de julio de 2009

El Quinto Sol (version para Sirenas)



Poné la pava mientras voy por otro leño
nos sentaremos a oír historias del pasado
deja que nos cuente el abuelo fuego
lo que el amargo viento trae en su llamado

Según versa la voz de Huehuetéotl
hubo una vez un príncipe adinerado
cuyo linaje venía desde cuatro ocelotl
donde el mundo por bestias era reinado

Su abuelo rey fue del viento cuatro
en aquella horrible época de huracanes
quien sobrevivía por monos era gobernado
ayudándole al sol expiar sus males

A las cuatro lluvias su raza sobrevivió
durante trescientos doce años navegaron
a los candentes océanos un vasallo se ofrendó
los mares descendieron, de la tierra se apoderaron

Al príncipe le tocó un reino de agua
mundo de extenso mar, quien no fuese pez se ahogaba
seiscientos setenta y seis soles del alma
eterno mictlán, disuelta memoria de palabras

Tuvo que buscar un pedazo de tierra
sembrar ahí del quinto sol la semilla
regar con su sangre, señal de ofrenda
y esperar al trece caña un buen día

Sin esperarlo, cantaron los cenzontles
se elevó una bola de fuego hasta los cielos
y con plumas y razgos guerreros un tanto ocres
del quinto sol, nació la flor del quinto fuego.


Dr. Victor von Niebla
hasta el fondo la victoria

Seguidores

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails