miércoles, 13 de enero de 2010

Sirenario



Entregado al descanso, al son de mar y arena
deja ver el vendaval por encima de la espuma
el dulce olor del canto de una joven sirena
no se que busca allá lejos por las piedras.

No alcanzo a ver bien, se encuentra lejos
pero clarito se huele desnuda en luna llena
como buscando a la noche robarle un beso
boca arriba contando el vaivén de las estrellas.

Dr. Victor von Niebla
hasta el fondo la victoria
Publicar un comentario

Seguidores

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails